“El lazo blanco”, de Michael Haneke, se alza con la Palma de Oro en Cannes

La cinta del austriaco Michael Haneke, El lazo blanco, ha conseguido la Palma de Oro del 62º Festival de Cine de Cannes. Haneke, que ya había competido en el festival en los años 2001 y 2005 con La pianista y Caché (Escondido) respectivamente, consigue así la primera Palma de Oro de su carrera, que comprende títulos tan emblemáticos, además de los citados, como Funny Games o El tiempo del lobo. El lazo blanco, con fotografía en blanco y negro, analiza las raíces del nazismo a través de la historia de un pueblo protestante del norte de alemania en los meses previos a la I Guerra Mundial, cuyos niños son los futuros adultos del fascismo.

El Gran Premio del Jurado ha ido a parar a la cinta francesa Un profeta, de Jacques Audiard, que ya fue galardonado en Cannes en 1996 con el Premio al Mejor Guión por su primera película, Un héroe muy discreto. Autor también de Lee mis labios y De latir mi corazón se ha parado, Audiard es recompensado por esta historia carcelaria sobre un hombre que ingresa en prisión para cumplir una condena de seis años.

El Premio de Jurado ha sido adjudicado ex aequo para la británica Fish Tank, de Andrea Arnold, que ya cautivó a la crítica con Red Road, y la surcoreana Thirst, de Park Chan-Wook, que en 2004 ganó el Gran Premio del Jurado con Oldboy. Fish Tank, enmarcada en el cine social, narra la historia de una adolescente que se enamora del novio de su madre. La cinta de Park Chan-Wook, uno de los revolucionarios del cine moderno, responsable de películas como Sympathy For Mr. Vengeance o Soy un cyborg, relata la historia de un sacerdote vampiro.

El Premio al Mejor Director ha recaído sobre el filipino Brillante Mendoza, autor de El masajista y Service, por Kinatay, historia de un estudiante de criminología de Manila que es reclutado por un compañero de clase para que trabaje cobrando el impuesto de protección a varios hombres de negocios. El Premio de Mejor Guión ha sido para Feng Mei por la cinta de Lou Ye (Mariposa púrpura, Summer Palace), Spring Fever, drama sobre la homosexualidad acerca de una mujer que contrata a un detective para que confirme si su marido le está engañando con otro hombre.

En cuanto a los premios interpretativos, el galardón al Mejor Actor ha sido para el alemán Christoph Waltz por su papel de coronel nazi en la cinta de Quentin Tarantino, Malditos bastardos, sobre un grupo de judíos norteamericanos que son enviados a la Francia ocupada para “cazar” nazis. Tarantino ya había sido reconocido en Cannes en 1994 gracias a Pulp Fiction, por la que ganó la Palma de Oro. El Premio a la Mejor Actriz ha ido a parar a la francesa Charlotte Gainsbourg, por la cinta del danés Lars Von Trier, Anticristo. Von Trier, un incondicional del Festival de Cannes, donde ha ganado dos Grandes Premios del Jurado, el primero en 1991 con Europa y el segundo en 1996 con Rompiendo las olas, y la Palma de Oro en el año 2000 con Bailar en la oscuridad, narra en clave de terror la historia de una pareja que tras la muerte de su hijo y con el fin de superar la perdida se refugian en una cabaña en medio del bosque.

El Premio Especial del Jurado como homenaje a toda su carrera ha sido para el director francés Alain Resnais, quien ha competido este año en Cannes con Les herbes folles. El cineasta, que debutó en 1955 con el documental Noche y niebla, es autor de películas como Muriel, Providence, Mi tío de América, Quiero volver a casa o Asuntos privados en lugares públicos.

Pedro Almodovar, que competía con Los abrazos rotos, se ha ido de vacío, e Isabel Coixet, que lo hacía con Mapa de los sonidos de Tokio, sólo ha podido hacerse con un premio menor, el de mejor contribución técnica para el editor de sonido Aitor Berenguer.

Palma de Oro a la mejor película: El lazo blanco, de Michael Haneke.

Gran Premio del Jurado: Un profeta, de Jacques Audiard.

Premio del jurado: Ex aequo:

· Fish Tank, de Andrea Arnold.

· Thrist, de Park Chan-Wook.

Premio especial del jurado, como homenaje a toda su carrera: Alain Resnais.

Mejor director: Brillante Mendoza, por Kinatay.

Mejor actor: Christoph Waltz, por Malditos Bastardos.

Mejor actriz: Charlotte Gainsbourg, por Anticristo.

Mejor guión: Mei Feng, por Spring Fever.

Premio a la mejor contribución técnica: Aitor Berenguer, editor de sonido de Mapa de los Sonidos de Tokio.

Cámara de Oro a la mejor dirección novel: Samson et Delilah, de Warwick Thornton.

Mención especial: Ajami, de Sacandar Copti.

Palma de Oro al mejor cortometraje: Arena, de Joäo Salaviza.

Mención especial: The Six Dollar Fifty Man, de Mak Albiston y Louis Sutherland.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: